Benissa

* Aló, dígame?. Aló. Dígame?. Aló. Dígame?.


A la hora establecida y con el tendido ocupado por 11 aficionados. Contabilizamos 7 que viven del sol y 4 que pasaban por allí, ocuparon la sombra, las trompetas sonaron y se abrieron las puertas para recibir al diestro.

Entro el matador con el traje de luces y sus complementos,  su chaquetilla corta y ceñida, con hombreras bordadas, chaleco, taleguilla, corbata, fajín, medias, zapatillas y montera.  El matador ha elegido cuidadosamente el color de su vestido: blanco, por tradición, el día de su alternativa … con azul celeste y oro.

Los morlacos, aunque manteníase en secreto, son de las ganaderías de “Hastalaconchaespina” y  “Miuramequeyofare”.

La visión del coso decepciono al matador. Su optimismo y su espada afilada, no encontraron  reciprocidad en la asitencia.

Se desencajono el primer astado, de la “Hastalaconchaespina”, denominado  “Charcosdelquisi”, el cual flojo de los cuartos traseros, se arrodilló en infinidad de ocasiones, devolviéndolo al chiquero.

El segundo, de “Miuramequeyofare”, de rayas blancas y rojas, denominado, “Cebradelcanto”, directamente se devolvió al corral.  Padecía “cebritis galopante”. Una derivada del famoso virus “Que hago yo aquí”.

El diestro, con todo su bagaje, no sabía dónde mirar. Salió al quite “el niño de la obra”, y la cuadrilla entera exclamo en vítores y aplausos.

¡Vivan los hijos de Bolivar!

Cap comentari:

Publica un comentari

Que em vols dir?, o que vols que publiquem?.

AL TALL